¡Victoriana tú!

diciembre 5, 2010 at 12:51 pm (Uncategorized)

¡Pero qué victoriano es todo! Sí, cuando estás en Dublín ves el por qué de muchas cosas, como la época victoriana y el gótico, y lo evidente que es la gente nos saliera así. Ayer mismamente a las 4 de la tarde era prácticamente de noche y había niebla y si a eso le juntas las casas enormemente altas y estrechas con sus chimeneas… pues francamente, vas pensando que en cualquier momento te vas a encontrar a un señor victoriano con su capa, su sombrero y su prostituta.

Sí, prostitutas. Todos solemos pensar en la época victoriana como un periodo oscuro, lúgubre y tristón, y lo era,no hay más que ver la estampa de la reina.

señoras victorianas

Pero también es cierto que  se montaban unas fiestas los tíos de cuidado y claro, en toda fiesta victoriana que se precie no pueden faltar el opio y las furcias. Hay algo que he aprendido en estos meses de clase, bueno, realmente varias, y es que a los irlandeses les pirra la época victoriana y que, como los victorianos, están todos más salidos que el pico de una plancha ( no deja de sorprenderme la cantidad de significados sexuales que son capaces de sacarle a cualquier obra, alucinante).

El caso es que durante este periodo la prostitución era algo muy común y relativamente bien aceptado por la sociedad, salvo la parte de las venereas, eso no les hacía tanta gracia ya, pero oye, el que algo quiere… Las prostitutas se lo montaban bastante bien, se ganaba mucho dinero ( un trabajador normal podía ganar en un año unas 62 libras mientras que una prostituta por un trabajo ganaba, si era de clase baja, unas 20 libras, si era de clase alta esta cantidad podía subir hasta las 200 ó 400 ) y además tenían derecho a entrar a los pubs y demás lugares de dudosa reputación ( normal, no iban a encontrar clientes en la biblioteca). En esta época también se promulgaron muchas leyes sobre la prostitución que fueron cambiando desde la persecución hasta la aceptación, por ejemplo estaban obligadas a unas revisiones médicas, sobre todo por el tema de la sífilis. El otro pequeño fallo para estas trabajadoras era el asuntillo de los psicópatas, pero bueno, había unas 80.000 prostitutas en Londres en aquellos años, así que mala suerte tenías que tener para que te destriparan a ti.

Prostitutas victorianas

Pues después de esta interesantísima actualización iré al tema principal de la misma. Con estos profesores que ven furcias y sexo hasta en las fábulas más inocentes ( verídico) he recordado mi verdadera vocación, lo que he querido ser desde que tengo uso de razón ( bueno, no, que yo de eso no gasto). Yo no podía ser como las demás niñas y querer ser profesora, ¿para qué? yo quería ser camionera o Madamme, sí, desde que tengo ¿10 años tal vez? he querido ser Madamme. No sé la razón, igual es porque soy demasiado liberal con ciertos temas o porque soy una salida ( que todo puede ser) o porque desde chiquitilla me dedicaba a debatir con mi padre sobre la legalización o no de la prostitución (legalización!!)  pero yo quiero tener un burdel, con sus cortinas de terciopelo rojo, sus barras de striptease, sus plumas, su música, sus jacuzzis, su barman haciendo cócteles (y zumitos para mí, que yo no bebo, además, si estoy turza no puedo controlar el negocio),sus murales pornos, su media luz, su segurata chungo, sus cosas brillantes y por suspuesto, sus prostitutas.

Yo no quiero un vulgar burdel de carretera, con todos mis respetos por ellos claro, yo quiero algo con un poco más de clase, a lo Moulin Rouge:

Pues eso, todo este tostón para decir que quiero ser Madamme, que lo mío es vocacional y que las feministas me tocan las narices, por la sencilla razón de que su trabajo consiste en que cualquier mujer tenga el derecho de hacer lo que le salga de la peineta, bien si quiere ser ama de casa, bien si quiere ser ingeniera o filóloga o bien si quiere ser prostituta. He dicho. Ahora bien, esto mola siempre y cuando sea decisión propia, que creo que es algo muy evidente pero no está de más aclararlo que es un tema delicado.

En definitiva, ¡quiero ser Madamme, fumar como Cruella Deville, beber en copas con aceitunas, llevar sombrero de copa y las uñas rojas!

Fin de esta estrambótica actualización, que no tiene sentido, orden ni concierto, como todas las mías. Rechaze imitaciones.

Anuncios

2 comentarios

  1. Ro (Rooooo!) said,

    Esta gente están como fraguas, ven pitos y choteras por todos lados. Más práctica y menos teoría, coño. Frigoríficos.
    Quedamos en que cuando abras tu local daremos un concierto allí, ¿no? Si es así yo puedo ser tu socia, me pido lo de segurata chunga, ¿puedo?. Para ti los zumitos y para mi los cócteles, que no se desaprovechen. Que te iba a decir…ah, que si puedo ir en batamanta ya sería la repanocha, si quieres me compro una rojo furcis, pero en batamanta voy. Es que si tengo que estar en la puerta con la rasca que hace en León pues mejor estar preparada.

    No pidas más por hoy, que aparte de tener inspiración cero o incluso bajo cero, tengo que hacer los jomsworcs que si no la señora Brayobs me cruje viva. Espero que antes de volver a casa por navidul actualices, no me seas.

    UnmegabesetedelmetalRubiajuapa!

  2. elwing said,

    ay ay ay, no sabia que habías actualizado esto! es que llevo unos meses sin feeds que me avisen de nada. (el fotolog si que lo miro a menudo, eso sí.)

    me ha gustado mucho esta lección de “aprende de historia y cosas y putas con la rubia” :_)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: